Pai Julio de Oxum

letras y números

 

 

 

Las letras del nombre revelan el destino

Saber si formó la pareja ideal o si trabaja con la persona adecuada puede convertirse en un verdadero problema. La numerología le brinda un método sencillo para reconocer cuando una relación es exitosa con sólo conocer las iniciales, cuantos dolores de cabeza se ahorraría si no se cruza con la persona equivocada. Los números y los planetas pueden resultar sus aliados y anticiparle que suerte correrá con ese ser que se cruzó en su camino para enamorarle o para ofrecerle un negocio.

Método numerológico de compatibilidades

La técnica para determinar la compatibilidad entre personas es muy sencilla. El primer paso es escribir en un papel las iniciales de su nombre y las de su pareja o su socio (no se utilizan las iniciales del nombre completo, sólo se tienen en cuanta las del primer nombre y el apellido). En caso de relaciones laborales que comprometa a más de dos personas, debe tener en cuenta las iniciales de todos los integrantes. Una vez anotadas las iniciales en un papel, asígneles el número teniendo en cuenta la tabla del alfabeto:

Alfabeto numerado

Se lo explicaremos con un ejemplo: si usted se llama Álvaro Rodríguez, sus iniciales son AR. Los números que le corresponden según el alfabeto numerado son 1 y 9. Súmelos, hasta llegar a un número de un solo dígito (1+9=10 y 1+0=1). Repita la misma operación que realizó con sus iniciales, con las de su pareja o socio. Una vez obtenido el número que lo represente a usted y el que represente a su pareja, súmelos entre sí, hasta que le quede un número de un solo dígito. Dicha cifra es, entonces, la que corresponde a la relación. Con el número obtenido, podrá saber que planeta rige la relación y que características tiene (cada número, un planeta).

1 – EL SOL

En el amor: la independencia es la clave para que las relaciones amorosas signadas por el número 1 lleguen a buen puerto. Si uno de los integrantes es muy celoso o absorbente, la ruptura será inminente.

En el trabajo: se formará una relación de individualidades, por lo tanto, la comprensión no va a ser sencilla. Entre los componentes de esta relación va a existir admiración mutua, pero si no se mantiene el respeto por la propia individualidad, será difícil llevar a cabo cualquier tipo de proyectos. La unión será exitosa si las relaciones regidas por el Sol se dedican a poner en marcha un proyecto novedoso y original

2 – La Luna

En el amor: las uniones de pareja son excelentes, sobre todo cuando la intención es formar un hogar, y sentar los cimientos para formar una familia. Entre estos individuos, más que el entendimiento de la palabra, la atracción será una cuestión de piel. Los miembros de esta pareja tenderán a ser muy protectores, y no tendrán problemas a la hora de intercambiar roles.

En el trabajo: las uniones serán propicias, siempre y cuando tengan una tercera persona que los organice. ¿Por qué? Si bien los integrantes de esta relación están muy dispuestos a colaborar para el crecimiento del proyecto en común y son muy creativos, tienen un punto débil: la administración.

3 – Júpiter

En el amor: las parejas regidas por Júpiter son vertiginosas. Todo se va a dar muy rápido, y lo que comienza como algo intrascendente, puede terminar en una familia con hijos. ¿Cuál es la clave para mantener la relación?: la comunicación. Debe existir un diálogo que tenga como meta la comprensión mutua, y por otro lado, tienen que ser creativos para no caer en la rutina. El cambio es lo que los mantendrá unidos.

En el trabajo: las uniones comerciales son excelentes, pero van a durar poco tiempo. Es ideal para realizar un negocio rápido y a corto plazo; en estos casos obtendrán buenas ganancias, pero no intenten preservar la relación por mucho tiempo, ya que los largos plazos no están hechos para ustedes.

4 – Saturno

En el amor: las parejas regidas por Saturno son excelentes porque tienden a durar mucho tiempo. Compartirán la compra de una casa y la formación de los cimientos de su familia. El compañerismo será una virtud que estará muy presente entre los miembros de esta relación. Si bien no va a haber mucho diálogo, sí va a existir fidelidad.

En el trabajo: armarán las bases de una relación comercial importante. Las cosas no se darán rápidamente. Se verán los frutos a largo plazo, pero el éxito está asegurado, así que tengan paciencia.

5 – Mercurio

En el amor: entre esta pareja nacerá un romance arrasador. Este encuentro será como una ráfaga que no deja ninguna estructura en pie, la vida de uno y del otro se modificará. A pesar de que la relación comienza como una gran aventura, el tiempo determinará que se formen bases sólidas y perdurará. Eso sí, la clave para que la pareja prospere es la charla y el respeto.

En el trabajo: los vínculos signados por el número cinco son excelentes para los negocios. Se van a beneficiar las dos partes, sobre todo si el emprendimiento tiene que ver con la publicidad.

6 – Venus

En el amor: a nivel sentimental el número 6 marca afinidad, el amor como el primer elemento de base de la pareja. Más que una atracción sexual, existirá un magnetismo afectivo. Inmediatamente sentirán que se han elegido y reinará el romanticismo y la sensualidad. No tardarán en compartir las familias, y tanto uno como el otro, tendrán una actitud generosa. Es muy posible que los miembros de esta pareja lleguen a compartir el trabajo.

En el trabajo: a nivel profesional todo estará encaminado a la creatividad. Es muy bueno para las empresas destinadas al servicio y, específicamente a la medicina, así como también para las empresas familiares.

7 – Urano

En el amor: es una relación muy intelectualizada. En principio existirá un discutir de ideas y una ida y vuelta de filosofías que, después, de la mano de la admiración, llevará a la formación de la pareja. Para preservar esta relación, no debe dejar de existir el respeto por el intelecto del otro.

En el trabajo: se formará una sociedad que perdurará y los socios tirarán para adelante, realizando el mismo esfuerzo. En este sentido, las uniones regidas por Urano son muy propicias, pues ninguno de los componentes de la misma esquivarán los compromisos que deberán asumir.

8 – Marte

En el amor: el arrebato y el apasionamiento que genera la estampa y la figura del otro marcan el inicio de esta relación. Sin embargo, una vez que terminó esa atracción original, la relación se volverá tormentosa. Existirán diferencias de opiniones y por otro lado, gastarán mucha energía porque siempre uno querrá imponerse sobre el otro. Además, les costará mucho asumir los cambios que el tiempo imprimirá sobre el cuerpo.

En el trabajo: se formará una relación competitiva en la que uno siempre querrá imponerse sobre el otro. No son uniones de los más propicias, puesto que las discusiones y las peleas estarán a la orden del día y harán difícil cualquier tipo de evolución.

9 – Neptuno

En el amor: el encuentro de una pareja regida por Neptuno se caracterizará por un gran arrebato ideal, en el que en realidad no estarán viendo al otro, sino proyectando lo que ellos desean ver. Esto determinará que cuando se cae esa imagen fabricada, aparecen los desengaños. Mientras dure el hechizo se van a llevar muy bien y se van a divertir mucho, pero el vínculo no será durable.

En el trabajo: ¡Alerta!, las relaciones laborales regidas por el número 9 nunca llegan a buen puerto. Las pérdidas estarán a la orden del día, por eso estas uniones sólo son válidas cuando se persiguen otros fines que no tienen que ver con el lucro.