Pai Julio de Oxum

xangó

XANGÒ SEÑOR DE LA JUSTICIA

Uno de los mas venerados y conocidos Orixas de orien Yorubà que vinieron a Brasil. En la mitología, es atribuido a Xango el reinado sobre la ciudad de Oyò, trono que alcanzó después de destronar al propio medio hermano Dadà Akarà, con un golpe militar. A pesar de historias como esa, comunes en la mitología nagò, en el caso de Xangò reafirman claramente la imagen de poder que es siempre asociada a su figura no solo el poder real, mas también el poder merecido, cuyas determinaciones no pueden ser cuestionadas, no sólo por su autoritarismo (que es reconocido), sino principalmente por su credibilidad, siendo sus decisiones considerarais tradicionalmente acertadas y sabias. Decide sobre el bien y el mal; posee la capacidad de inspirar la aceptación incontestable de sus decisiones, tanto por su poder represivo como por su rectitud y honestidad casi inquebrantable.

Es el Orixa del rayo y del trueno. Místicamente, el rayo es una de sus armas, que envía como castigo, nunca impensado o arrebatado, como sería común a las figuras temperamentales de Iansà y Ogum, pero sí como final de un proceso donde todos los pros y contra fueran pesados. Toda esa imagen hace que Xangò sea asociado a la naturaleza, a la firmeza de roca; duro y estable, al contrario de la fuerza móvil y agresiva del hierro moldeado en armas, (con formas diferentes) en el caso de Ogum. Su Axe, porlo tanto està concentrado en las formaciones cristalinas, en las piedras.

En una visión litúrgica más estricta, sin embabargo, ese Axe estaría en las piedras resultantes de la destrucción provocada por un rayo. Xango no responde al status de Oxala de patriarca del candomble, mas existe algo en comùm entre él y el "dios principal" de la rica mitología griega, Zeus como es señalado por P. Verger, al hablar sobre los símbolos del Orixa el símbolo de Xango es el hacha de doble filo, Oxe, que sus eleguns llevan en las manos, en trance. Recuerda el símbolos de Zeus en Creta. Ese Oxè parece ser la estilización de un personaje cargando el fuego sobre la cabeza; este fuego es, al mismo tiempo, el doble hacha, y recuerda, de cierta forma,la ceremonia llamada ajerè en la cual los iniciados de Xango deben cargar en la cabeza una jarra llena de agujeros, dentro de la cual arde un fuego vivo.

Ellos no se sienten incomodados por ese fardo ardiente, demostrando, a través de esa prueba, que el trance no es simulado. Hist6ricamente, hay autores, que sustentan que el mito de Xango se originó de un hombre real, rey de la ciudad de Oyò, que habrìa mostrado verdadera obsesiòn en controlar la energía eléctrica de los rayos. segùn MONIQUE AUGRAS,la violencia de Xango nunca es gratuita, mas se manifiesta en funciòn de algún objetivo especìfico, para castigar los malos o conquistar el poder.Todos sus emblemas concurren a situarlo como simbolo de vida y creación. Sus colores son el rojo (sangre, vida) y el blanco (poder ancestral, genesis) Su incompatibilidad con la muerte es enorme, se retira de la cabeza de sus sacerdotisas cuando las mismas agonizan. Sus hijos jamàs entran en cementerios ni tampoco asisten a entierros.

Dicen los hijos de Xango que el frìo de la muerte es totalmente incompatible con el calor del fuego, que es el elemento del Señor de los rayos, cuyo poder comparte con su esposa Iansa. Varias son las leyendas que se refieren a la obtenciòn de ese poder. Sigue Augras: "Todas las historias de Xango relatan hechos de bravura y casos de mujeres. Es imposible relatar un episodio en que no intervenga una u otra o varias de las Aiabà (reinas). Ese aspecto es tan importante que, en los terreiros, el cuarto de Xango contiene igualmente los asentamientos de todas las reinas: Yemanja (su madre), Iansa, Oxum y Oba (sus esposas).Asì, la austeridad del gran juez que define a Xango, no se aparta de los "puntos debiles" humanizadores comunes a los Orixas de origen nagò que en su caso, serìan la vanidad y la sensualidad.

Por el caracter presentado en las historias, el arquetipo referente a Xango seria el de la persona capaz de dedicarse insistentemente a la conquista amorosa, no importándole por que medios. Asì, las leyendas señalan a Xango como un cliente del herrero Ogum, va frecuentemente a su casa, muy arreglado, lanzando miradas sobre Iansa que finalmente abandona a Ogum para quedarse con su conquistador. Mas tarde, él quedó fascinado por la belleza de Oxum, y pasò a perseguirla incesantemente. Algunas historias cuentan que Xango no se violentò, porque Exu se lo impidiò.

Otras versiones dicen que, caballerescamente, se postro a los pies de Oxum, como prueba de respeto que ella le despertaba, mientras otras versiones indican que esta reverencia fue exigida por Oxum. Se le atribuye al tipo Xango, un fisico fuerte, mas con cierta tendencia a la obesidad. Por otro lado, esa tendencia es acompañada por una estructura òsea bien desarrollada y "firme como una roca", como suele decirse. Tal vez sea bajo, con tronco fuerte y largo.

De cualquier manera, personas ligadas al candomble, suelen tener facilidad en reconocer los hijos de ese santo, solo por su estructura física. Sicológicamente, los hijos de Xango presentan una fuerte dosis de energia y autoestima, una conciencia de que son importantes, dignos de respeto y que su opiniòn sobre cualquier tema siempre debe ser escuchada.

 

  • Dirección: Mateo Cortes 5040 (curva de maroñas) código postal 12100 montevideo Uruguay
  • Teléfono:(598) 2513-12-89
  • Móvil: 094 889 383
  • Email:paijulio@babalorixa.com; umbanda@adinet.com.uy


  • powered by Sitios Web Uruguay